Ahora es, … – parte 3 – El puente –

Vivir se asemeja a construir un puente.

Caminamos sobre él a cada instante mientras lo OLYMPUS DIGITAL CAMERAvamos construyendo,  y  así avanzamos hacia dónde creemos ir. Complementariamente vivimos el presente acompañados por la incertidumbre. Esta es otra parte del puente sobre el cuál nos encontramos.

Entonces vivir es ir “borrando límites”. Aparecen y desaparecen, en un  instante, y solo podemos sentir su presencia desde su ausencia.

Me asombra como vamos transponiendo presentes. Y no puedo imaginar, cargado de incertidumbre,  como será ese instante presente y sin final, infinito, cuándo llegue al final del puente.

Continuará….

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

Ahora es,….(fin 2 parte)

“Sonido y silencio”.  A veces uno, otras veces otro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi atención se desplazaba por  la sala, escuchaba comentarios de los médicos, o a algún locutor de radio que señalaba algo/gritaba, allí descubrí que la mayoría de ellos son humoristas fracasados, ya que tratan de generar (una falsa) alegría de vivir depositada sobre el relato de acontecimientos íntimos de otras personas.

La gravedad sobre el estado de salud de mis vecinos y el mío, no me pesaba, no sentía ningún tipo de solemnidad ante la partida de alguien de este mundo, me tranquilizaba oír la voz  de mi “yo” que me decía: – “solo se trata de ciclos”, – “uno  acaba, otro comienza”.

No sentía miedo. El transcurrir de los hechos me apenó el haber hecho pasar a mi familia por este acontecimiento. Hermoso el optimismo, seguridad y alegría que me transmitían en todo momento.

Comprendí que este era mi ciclo, era a mí a quien le estaba pasando factura el cuerpo.  Recapacitaba sobre lo vulnerable que somos y  como nuestro organismo sostiene un equilibrio tan delicado para vivir. Intentamos no pensar en que será de nosotros cuándo el cuerpo diga basta, stop, hasta acá llegamos, es como si esa otra vida,  que llevamos increíblemente tan cerca nuestro, no fuera nuestra otra mitad. Claro es que no la vemos, pero vayamos a dónde vayamos y hagamos lo que hagamos siempre nos acompaña. Lo que si veía es que en mi vida había hecho muchas cosas sin sentido,  ya que hoy no servían de nada. Me repetía la frase,  cuántas cosas sin ningún sentido, cuántas.

Hoy creo que cada uno de nosotros debe experimentar ese permanecer, en cuerpo y mente, para comprender lo que somos. No se si existe la propiedad transitiva en es caso. No somos tacto, las caricias se sienten sin tocar,  las  caricias son del alma y  la felicidad  llega como la luz. Nos resistimos a aceptar lo que somos. Dicen, ver para creer.

Pienso que, la vida es un gran ciclo, que no tiene fin. El universo cambia permanentemente y nosotros con él. En alguna dimensión somos ahora,  mientras que en algúna otra tan solo somos memoria.  A veces somos luz, en otro momento somos oscuridad.

Si, sonido y silencio,  a veces uno, otras veces otro.

 

Continuará….

 

 

 

 

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

Ahora es, ….(continúa 2 parte)

Pensaba en todo lo que pasaba a mí alrededor. Y este nuevo estado comenzaba a ser cada vez más natural, tal es así que ni siquiera se me ocurrió pensar si estaba vivo, o muerto.  La verdad es qué en ningún momento lo pensé. IMG_2999Todo tenía una explicación, la comprendí, pero fundamentalmente , había aceptado lo que me pasaba. Ahora era yo el que estaba en una UTI, dónde transitaban médicos, enfermeros, que durante el espacio de tiempo que mediaba entre su vida privada y la mía, se dedicaban a pronosticar sobre mi posible estado de salud. Cuándo me hablaban usaban un tono de voz muy fuerte como si así comprendiera mejor lo que ellos decían, o tal vez,  porque según su pronóstico había perdido la audición.

Allí estaba,  en una clínica, acostado sobre una extraña cama que cuándo movía el cuerpo el colchón emitía un sonido similar a que hace la puerta de un ómnibus al cerrarse o abrirse.  Me acordaba perfectamente de quién era, de todo lo que había hecho, y lo que debía hacer. Pero no tenía ese estado de angustia tan particular por “no poder hacer algo”, o  por añorar otros “buenos viejos tiempos.”

Transitaba el momento sin pensar en mi buena o mala suerte, pero si pensaba en lo increíble que es vivir esta vida puesto que,  en cuestión de minutos te transforma. Tenía mi atención puesta en un intenso diálogo interno que mantenía con mi “yo”.  Claramente el diálogo me tranquilizaba , y de mismo se desprendía que seguía siendo el mismo de siempre, solo que ahora me encontraba en otro entorno. Todo continuaba. Todo cambia.

Lo que hoy ocurría  me daba la oportunidad  de estar  cara a cara con mí voz interior;  la misma que una tarde de sábado, teniendo yo 10 años de edad, me llevó a preguntarle a mi padre: “¿quién soy?, ¿qué hacemos acá?

Continuará…

 

 

 

 

Publicado en Incompleto | 3 comentarios

Ahora es,….(2 parte)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las imágenes se  asociaban con diálogos. Una sucesión de hechos, algúnos actuales, otros ya vividos. Dónde yo a veces era el actor y otras el espectador.

Hoy, estoy convencido de todo lo que vi y experimenté en mi entorno,  existía.

Lo especial de esta sucesión de pensamientos y hechos era que las imágenes, diálogos y escenas que aparecían  claramente ante o, dentro de mío; eran historias que no tenían un principio ni un final. Todas , en algún momento aparecían y luego se superponían entre sí,  una invadía el tiempo y espacio de la otra.  Así,  desaparecía una historia y daba lugar a otra , y esta a otra. Una película.

Solo que mi película carecía de la humana cronología de hechos. La historia trancurría y se componía de fragmentos de imágenes y sus diálogos. Los temas a veces no tenían desenlace , pero tenían lógica

Pensaba. Interactuaba. Podía sentir la mano fía de Lía, la fuerte voz de Marcos, las duras manos de Francisco, la opinión de médicos, los movimientos silenciosos de las enfermeras, el ruido agudo e inacabable de las cajas de metal golpeándose entre sí  y,  fundamentalmente en mi mente  tenía un fluido dialogo con mi “yo”. Además,  no necesitaba recurrir a ningún acto corpóreo para sentir.

Todo transcurría. Día y noche.

A pesar de que siempre supe que estaba en una cama de terapia intensiva, me sentía en calma, sin necesidades, sin miedo.

Estaba aprendiendo. Noche y día.

Continuará…

 

 

 

 

 

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

Ahora es, ….. (fin 1 parte )

Amaneció, nada extraño.  Era como cualquier otro día, todo seguía su curso.

Una vez más,  de otra vez.

amaneceLa luz y los colores se incrementaron y trasmitían paz. Una  paz, distinta, que se asociaba con alegría.

Era el comienzo de un día, lo que implicaba estar vivo.

Todos lo tenemos incorporado, si podemos ver el día próximo es porque continuamos con vida, que existimos. Se estableció así.

Ahora había una gran diferencia y era lo que había comprendido,  nuestra existencia es permanente,  pase lo que pase,  y distinta al cuerpo.

Quizás no acostumbramos a distinguir la diferencia entre cuando uno sueña que actúa  de cuándo uno actúa, y no sabe que sueña. Siempre tenemos la facultad  de elegir entre saber o no saber.  Solo se trata de formas, o miedos, por creer de que estas vivo.

Somos una eterna  fábrica de ilusiones y realidades,  que siempre van unidas.  Somos  un eterno ir comprendiendo.

La distinción entre ilusión y realidad solo existe en un tiempo, el presente inasible.  Tiene la costumbre de pasar. El presente es sucesivo y dinámico,  nunca somos propietarios de nada y no existe una palabra para denominarlo correctamente.

Tras una ilusión una  realidad, así hasta el infinito (la famosa rueda de la vida). Esto es igual para todos nosotros.  Cuerpo o espíritu,  es a tu libre albedrío.

Si  y, solo si,  todas las personas aceptaremos ( yo soy) cuándo todos hayamos experimentado lo mismo (Uno).

Lo que implica decir,  que no será en esta instancia.

 

Publicado en ¿Quién Vive? | Deja un comentario

Ahora es,…. más fácil (1 parte)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fines de febrero, me lo relatan una y otra vez,  lo escucho atentamente ,  a todos nos resultaba imposible. Yo sabía lo que me había ocurrido y tal como lo había supuesto, fue imprevisto;  pero falle en  “cuándo” ocurriría.

No siempre se encuentra una explicación a las cosas que ocurren.

Si vemos a la ciencia, esta se basa en tabulaciones estadísticas entre posible e imposible.  Nos educan así. Y circunscriben la vida solo a todo lo que es posible.  No necesariamente debe ser verdad solo basta con que sea creído.

Entonces si algo no tiene explicación , nos encontramos ante un hecho”Imposible”.

Imposible es un adjetivo,  dónde el prefijo – in – indica negación y que el sufijo – ible- nos habla de posibilidad.  Solo se trata de la “no posibilidad,” de que algo ocurra,  de que algo exista.  Una existencia decretada por 1 a 3 personas, no más, y presentada al resto de los humanos como una verdad universal.

Ante esto,  aparece entonces lo Inexplicable.

Lo que no se puede explicar, a lo sumo es, o una sincronía milagrosa, una casualidad, el azar, etc. Jamás reconocer que somos la descendencia de una inteligencia superior. Que nos dejó toda la información de lo que somos por escrito en  un código, el que todavía no lo desciframos completamente.  El código está escrito en nuestro ADN. Y únicamente nos concentramos en el mensaje tratando de descifrar que dice.

Este mensaje esta escrito por medio de letras en código,  igual que las palabras.  Pero ante el la pregunta correcta sería,  ¿quién lo diseño,  quién lo escribió?  La naturaleza la transmisión hereditaria y  la evolución bioinformática según explican los expertos. Esa es una de las formas de  ocultarnos nuestro orígen, el quién somos en realidad y como llegamos hasta aquí.

Los que ya dejaron atrás esta vida, lo saben.  Al abandonar nuestra biología carnal  y el miedo consumista de no tener para ser, se modifica lo que conocemos y nos encontramos nuevamente con nuestro pneuma,  inalterable. Creo que el error sería  el intentar explicar lo que no es,  en base a lo que es.  Además, solamente lo entendemos por medio de la experiencia personal, ya que no se puede trasmitir lo que no es. Un día cualquiera,  con un modo sencillo, se presenta lo que no es.

En mi caso, fue claro, no ocultó  nada. Y sin utilizar palabras, en un código distinto,  me hizo comprender.

Continuará….

 

 

 

 

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Creación

 

Posiblemente, no haya forma de hablar jamás de un principio ni de un final,

Sino de un cambio constante, cíclico, y perpetuo.

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Solo

 

Estaba acostado
Vio una luz
Salía de su cuerpo
Era intensa y muy blanca
No hubo palabras
Solo comprensión
En un idioma que no las necesitaba
Fue entonces

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Ida y Vuelta

Que estemos en un lado, o en otro da lo mismo

Siempre miramos buscando algo

Al cuál lo llamaremos de mil maneras

Es un límite entre lo que sabemos y  lo que no sabemos

Además no será el único, como así tampoco, el  último

Es el que hoy ansiamos, luego vendrán otros e iremos tras ellos

No se  termina nunca de ir

No termina nunca de partir

Será iniciar, y finalizar

Es lo mismo

Estamos dónde no se termina nunca de llegar

Y todos lo sabemos

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Todo

 

247

Confundimos a un escalón con toda una escalera.

La comodidad, nos gusta , se hace presente.

Nos da tranquilidad la repetición.

Y no pensamos en un final o cambio.

Así llega un momento.

Por lo general definido como inesperado.

Se produce.

Es cuándo nos damos con la imposibilidad de idear que Todo no es Todo, es mas.

Para cada uno de nosotros, sin distinción,  hay algo mas esperándonos.

Siempre.

Vamos en camino.

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

EL OBSERVADOR

Lo he decidido

No voy a trabajar para ninguna organización política, social, ni siquiera para una ONG.

No les creo.

Seguro que algunos tomarán esto como un acto de egoísmo. Casi de un anarquista.

Si bien todas estas organizaciones fundamentan su existencia en fomentar algún tipo de bienestar para los que integramos la sociedad.

Yo lo he decidido. No quiero.

Sostengo que se puede ayudar, hacer algo por alguien, sin pertenecer a ninguna organización y menos perjudicando a otros.

Además, en honor a la verdad,  a esta altura de mi vida quien va a querer tener en su organización a un tipo que ya no les cree.

Pero la vida no es tan lineal, y la búsqueda no se justifica en la dicotomía por la existencia del otro. Yo cuándo pude creer no me dejaron. Los clase 58, como yo, saben de lo qué hablo.

Ahora, cuándo todo pasó puedo comprobar que el hombre – héroe no existe.

No obstante la sociedad lo demanda y el poder lo necesita.

Para ser un héroe se deben cumplir al menos dos condiciones básicas, una ser visible y otra poder hablar. Poco importa que no se comprenda lo que dice el personaje, para eso existe la imaginación del filósofo de moda que funciona como traductor de lo que no alcanzamos a comprender.

Así comenzamos a ver una variedad de hechos y palabras del personaje con toques de genialidad, una genialidad cargada de lo cotidiano. Entonces sí, allí todo comienza.

Pero hay tantas personas reales que no vemos.

No los vemos, sin embargo existen y son parte de nuestra historia diaria. Permanecen invisibles y por ende no hay filósofos que hablen de ellos.

Entonces, en un súper clásico de fútbol un gol es visto en vivo por millones de personas gracias a la TV gratuita. Momentos dónde se mitiga la angustia de la miseria. El dolor y la alegría son contra caras. Actúan y son una inagotable fuente de energía.

Ver a una persona triunfar, como verlo sufrir, es un fractal que multiplica las emociones hasta él infinito. Un ignoto, que bien pude ser alguno de nosotros entra sin escalas al terreno de la fantasía.

Allí aparece todo.

Es la física cuántica, pero en este caso de la esperanza humana, dónde el existir proviene del solo hecho de ser visible.

Deja de ser invisible lo imaginado.

Hay que saber que esa alegría es siempre prestada. Tan prestada como el auto alemán que hoy maneja el pibe que le hizo un gol a River en la Bombonera.

Por más que digan que es gratis. No creas, nunca lo es.

No quiero ni pensar de lo que son capaces de hacer los fabricantes de la alegría / tristeza colectiva, cuando el interés es más que un club de fútbol.

En esos casos ya no importa el color, puede ser amarillo, naranja, o azul y blanco, todo es un  volver a empezar. Y así el comienzo de unos coincide con el off para otros.

Te confunden hasta hacerte creer que eres un privilegiado por ver a quién triunfa, y tal vez tú seas el próximo.

Publicado en Caminos | Etiquetado | Deja un comentario

AL FILO

tal vez sea una redundancia

otra más

ya que son incontables las partidas

como inesperados sus finales

así vamos, dando un salto tras otro

configurando secuencias al pensarnos

abrazados a un imaginario futuro

consumiendo el presente

hasta terminar con todo lo que comenzó

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Gestionando el Yo

 

soy un cúmulo de síntomas 

de lo creo que soy 

y mi cuerpo es la víctima

una víctima más de “mi mismo”

de programas inconscientes

de creencias 

de lo externo 

y de todas esas elecciones

que jamás serán las mías

 

 

Publicado en Caminos | 4 comentarios

Soltar Todo

dejar todo

transitando esta experiencia  

de vivir y creer 

acá

en este presente, dónde todo se siente muy real

ahora 

en este instante que me da existencia

dejé de peguntar para contemplar  

sin juzgar 

sin creencias 

sin comparaciones

sin expectativas 

acá

en este instante que contiene 

inumerables simultáneos

ahora

en la dimensión del ahora mismo

sin memoria 

que me hace creer que creo

cuando solo repito su distorción

ahora

siento que soy todo a la vez  

Publicado en Retratándo | 2 comentarios

Habla una guerrera – con todo mi respeto y cariño –

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más… Pero nada de esto me define.

Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles).

Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño… Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen.

Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me “adornen” en esta experiencia de vida.

Una línea que lo resume TODO. El cuerpo no es más que un traje biológico, un disfraz para la actuación. La vida bulle y se expande más allá del escenario de esta vida y sus falsas luces de candilejas. La verdadera vida es fuera de este teatro. Pero eso no es escusa para que no debamos mimar el traje y mantenerlo en las mejores condiciones, hasta que llegue la hora de devolverlo, o de recoger otro para la nueva obra, si es el caso…

Abrazos de aceptación, amigo

 

 

Hasta siempre querida guerrera.

Sin homenajes, con un dejo de tristeza tengo que reconocer, pero con el mejor de los recuerdos por haber podido compartir contigo esta experiencia.

Besos para vos y flia.

De un amigo, que a pesar de tener un océano por medio, sostiene que no faltará oportunidad de encontrarnos nuevamente.

Miguel Avaro

Publicado en ¿Quién Vive?, Caminos, Incompleto, Retratándo | 3 comentarios

Mensaje – 301014543511600 –

intento

¿ ya es hora ?

preguntó en voz tan baja

que ni su interior lo escucho

¿ que es ?

301014543511600

¿ debo saberlo ?

no

alguién le respondió

eso lo tranquilizó

caminó hacia la ventana la abrió y gritó

” es lo que es, y es ahora “

un enorme silencio apareció

tomó aire y repitió con desesperación

” es lo que es, y es ahora “

era un vacío interminable

cuándo una luz tenue y amarilla

apareció en ese fondo de oscuridad

miró su cuerpo, no estaba

había desaparecido

ahora ese lugar

lo ocupaba su tranquilidad

Publicado en Caminos | 1 Comentario

Esperar que Ocurra

Te cansaste de esperar.

No llega lo que tanto deseas.

Esta bien.

Pero va a continuar.

Y no hablo de bienes o dinero, de ese placer hedonista por tener.

Hablo de otras cosas, de esas que deseas que sucedan y por lo general son para el bienestar de otros, como puede ser que Francisco vuelva a caminar, o que Laura supere su batalla contra al cáncer. Sostengo que deseando el bien, fundamentalmente, no perjudico a nadie y si bien busco una satisfacción que podría verse como personal lejos está de ser por egoísta.

Es solo la energía que emana desde la buena intención y actúa sobre todos nosotros.

Si esta mañana decidiste que nadie te raspe, estás en tu derecho.

Estamos unidos y somos uno. Somos un sueño en la mente de otro, sin cuerpo y la energía del amor lo hace posible.

Todo lo que vemos es ilusión que genera otra y otra, así hasta el infinito.

Hoy tengo que confesar que me cuesta aceptarlo así.

Veo como las guerras, el hambre y la destrucción nos someten a una minoría que se sienten mucho más que uno de nosotros, su dominio es tal que nos hacen creer que la felicidad es tener consumir y tirar.

Todo ocurre es este mundo y nada mas.

Lo digo sin envidia, mientras pienso que la suerte, si existiera, no me acompañó, pero me descomprime el pecho saber que no tengo la capacidad de maldad que se necesita para destruir, y así ser considerado parte de esa élite. Por lo tanto transito el camino de los inútiles, de los que estamos alejados de la maldad. De los que hacen daño solo en beneficio propio, la vida me demostró que todo lo que das regresa, en algún momento regresa.

Pensativo y lento, casi sin moverme, veo el resultado de lo que fueron mis ilusiones y es tan distinto.

Sin embargo siento algo que viene de adentro, no sé bien qué es pero esa chispa de energía es suficiente para generar una conversión de lo que todavía no alcance. Por mas que hoy no tenga fuerzas se que no voy a cambiar.

Así pienso en un deseo, en alcanzar un nuevo objetivo. Claro que lo digo y al mismo tiempo se me escapa una sonrisa, ya que por más que intente transformarlo o intente modificarlo siempre resulta ser el mismo. Eso no cambia, la esencia permanece. Parece otro deseo porque lo maticé con dosis desiguales de optimismo y pesimismo.

Lo comento con mis amigos, ellos comparten mi transitar, que es nada más y nada menos que mi espera. Es mi vida, al igual que la tuya, suspendida entre esperas dónde habita la ilusión que nos da fuerzas para seguir adelante.

Como todos lo hacemos, vivimos en el espacio que nos deja la espera. Y en algún momento tomamos conciencia del alto costo emocional y físico que pagamos con nuestros intentos y fallos. Pero también sabemos, que nada será demasiado para nosotros.

 Aprender, a esta vida se viene a aprender, y la frustración que nos acompaña es parte de esta historia.

Por eso creo que no nos cansamos de esperar de que se cumplan nuestros deseos, por mas que lleguen momentos dónde todo se desploma, sin embargo hay algo más. Intuimos su existencia.

Dentro de cada uno de nosotros existe un mas allá que es imposible definir en palabras.

Puede que haya un toque de resignación, jamás de olvido.

Yo sigo esperando.

Nada más.

Es lo único que puedo decir, pues sería un terrible irresponsable si le diera otra definición a mi estado de ánimo.

Publicado en Retratándo | 2 comentarios

Verdad

verdad

I

No siempre se puede.

A veces no se puede hablar.

Es llorar y quedar helado.

Repitiendo imágenes y emociones en secuencia circular.

II

Son hechos que rompen todo al medio.

Situaciones que la vida nos involucra e incluyen en su prospecto, el dolor.

Conmovido, introspectivo. Inmóvil.

Sin hablar.

III

Y cuándo hablo es por la propia necesidad de escucharme.

Desde allí todo es una aproximación, que implica un orden.

Mi orden.

Mi traducción. De lo que resulta imposible reconstruir.

IV

No obstante siempre hay alguién mas.

Otro que también sufre.

Que, como yo lo hice, genera su traducción.

Su orden y un limite.

V

Un limite distinto, que separa igual que el mio.

Así acumulo límites, propios y ajenos.

Intentando unir una respuesta con una pregunta

Para formar el inseparable conjunto que hace una verdad.

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

Esa Voz

hombre

 

Insistentemente esa voz me decía.

“Siempre estuve junto a ti” 

“Cada vez que lo necesitaste, te ayudé”

 
 

Me llevo tiempo darme cuenta del engaño.

Todo comenzó al acercarme a esa etapa de la vida cuándo la sociedad, siempre tan impersonal ella, me planteó:  “ya tienes pasado y de ahora en adelante debes pensar en tu futuro”.

Yo era un joven camino a ser un adulto. Allí el mundo sin tiempo dejaba de existir, era otra cosa. Ahora comenzaba la etapa de trabajar duro para tener un futuro mejor.

El sistema apela, como siempre lo hace, a la culpa y me indicaba lo que correspondía hacer. Estudiar, lograr un título universitario y trabajar para fortalecer el sistema. Eso si, todo debe ser ejecutado con un profundo agradecimiento por la oportunidad que se me brindaba y la única forma de hacerlo era precisamente continuar haciendo sin objeciones lo que se me indicaba.

Mantener semejante exigencia durante tanto tiempo, sumado al desgaste que ocasiona en nuestro organismo llevar un tipo de vida tan forzado y la fragilidad de nuestro existir me llevaron a ese momento cuándo sientes que todo esta mal y es entonces cuándo llega la pregunta:  ¿Que estoy haciendo?

Para llegar a concluir sin engaños que así la cosa no va mas, esto no es vivir.

Hay que parar.

La tremenda equivocación en la que incurrimos se origina a partir de la “aparición en nuestra vida” de todas esas exigencias que nos imponen en nombre de un futuro mejor.

Tan bien armado esta el argumento que sin darnos cuenta, voluntariamente aceptamos, respetamos y ejecutamos sus reglas. Su único objetivo es alejarnos de nuestro propósito. Logra que actuemos sin pensar en nada mas allá de los que estamos haciendo, es una escalera de fracasos dónde cada peldaño toma la forma de la cabeza de otra persona. A nuestro paso depredamos.

Sin embargo, ¿Porque  buscar algo mejor?  Acaso nos olvidamos que lo teníamos todo.

La imposición de este transitar se sustenta en un conjunto de argumentos, que pasan desde lo social hasta lo económico, en definitiva nos convencen de que no tenemos nada. Y desde ese momento un extraño nos llevará de su mano por la vida.

Se forma un binomio inseparable. Y debe ser así para que funcione.

Por un lado están las promesas, y por otro, nosotros y los temores.

Nuestras expectativas futuras son la energía fundamental, ya que todo lo que esta por llegar nos genera una fascinación tan poderosa como ninguna droga lo hace.

Construimos una vida buscando y olvidando. Un eterno circulo sin fin, que comienza a partir de cada olvido.

Si en algún momento logramos emerger de este mar, aparecemos agotados y profundamente lastimados por creer y aplicar mecanismos impuestos, creyendo que vamos por el camino hacia la felicidad cuándo en realidad solo modificamos nuestro estado natural.

Nos obligan a ser agresivos, debiendo esforzarnos cada vez mas por lo mismo. Nos mutilamos unos a otros y no nos importa, es mas, nos convencemos de que es lo correcto.

Es muy triste. Como podemos vivir tan equivocados.

Todo se basa en inculcarnos que para lograr el estado de paz y felicidad debemos alcanzar determinados paradigmas económicos – sociales. Un estatus dónde no importa el esfuerzo y las consecuencias que sufrirán otros, ya que esta conducta individualista valdrá la máxima recompensa. Por que a la felicidad la experimentemos como un ciclo que se agota.

El único antídoto para este veneno es escuchar esa voz interior, es escucharnos a nosotros mismos.

Sin traiciones y respetando a nuestro ser original.

Esa es la única verdad.

Publicado en ¿Quién Vive?, Retratándo | 1 Comentario

Otra Lógica

la flor

Quería volver.

Sin saber por que.

No lo había ni siquiera pensado menos aún hablado con alguién de la familia. Con nadie es, sin lugar a dudas, una forma de decir ya que ese algo que esta mas allá de lo que podemos entender había ocurrido otra vez y me hacía recorrer los 100 km que me separaban de ese lugar.

A pesar de convivir con la engañosa costumbre de creer que solo hacemos lo que planificamos, una vez mas quedaba demostrado que siempre el propósito se adelanta a la existencia.

La lógica del universo nada tiene que ver con el razonamiento de los hechos o actos de las personas y cuando llegas a ese punto las cosas aparecen y nada mas.

Ese no saber me impulsaba y por la tarde de un viernes partíamos hacia Capilla del Monte.

En el camino pensaba que fui al Cerro Uritorco por primera vez hace ya muchos años. Hasta hoy tampoco se cuales fueron las razones que me llevaron hasta allí.

Aquella primera vez lo que me impactó fué la energía del lugar.

Recuerdo que caminamos por un sendero típico de sierra hasta un paraje denominado “La Posta del Silencio” desde dónde hay una hermosa vista directa al cerro. En ese lugar alguien hizo una estrella de cinco puntas delineada en el suelo con piedras, geométrica y perfecta. Hoy se que esas piedras son de cuarzo blanco y que todo el lugar donde esta el cerro es un gran vortex energético, entre otras cosas.

Permanecimos en silencio dentro de ella mirando al hacia el este, sintiendo como el viento hablaba, constituyendo una imagen imborrable.

Siempre que fui a visitarlo me dio su mensaje, siempre.

Me atrevo a decir que el mensaje constituye un anticipo o avance que en ese momento no alcanzamos a comprender pero que lleva implícito el propósito en esta vida. Es un tema complejo para razonar y comprender de manera inmediata mas aún desde las costumbres que nos impusieron. Pero con los años descubrí como funcionaba, es un anticipo al que le faltan determinadas personas y/o hechos todos ellos significativos que en determinado momento llegan o ocurren en nuestra vida obrando como “complemento” del mensaje original.

Todo cobra vida y comprenderás por que ya estas preparado. Es el momento, solo debes estar atento. En definitiva todo es información que nos llega desde el  todo, todo el tiempo, y con en el transcurrir de los días debemos procesarla.

Hay algo que no me falló núnca, es cada vez que voy hasta el cerro se me presentan diálogos ocasionales con distintas personas o bien ocurren situaciones que quedan resonando y van tomando sentido con el tiempo.

Son esos anticipos de los que ya les hablé.

Todavía llevo dentro el sonido del silencio de la Posta que parecía envolver todo en rededor mientras la tarde caía y el ocre del sol de verano recortaba la figura de mis hijos.

Pasa por mi mente aquella obra de teatro de títeres al aire libre que una noche me detuve a ver y me hizo reír como un niño.

Y ese profeta que si bien no lo dejan cumplir con su misión no perdió el amor y cuando nos vio llegar a su casa con Francisco nos extendió su mano y nos abrazó, como si nos hubiese estado esperando.

O esta ultima vez cuando me detuve en la plaza del pueblo a hablar con esa joven artista rubia y de ojos intensos. Le comenté sobre su obra en los cristales. Todo bajo la atenta presencia de mi hija de 11 años. Hubo uno que me atrapó, la flor de la vida con todo su mensaje cósmico. No lo traje a pesar de la insistencia de Lía y Josefina para que lo hiciera.

Me paso algo, fue que no pude imaginar donde colgarlo en casa. No tenia su lugar. Eso le dije a Lola cuándo nos despedimos y ella con sus ojos llenos de luz comprendió, mientras encendía su porro de marihuana.

En el viaje de regreso a Córdoba, me vino a cuenta que en ese lugar no hace falta comprender nada. Todo transcurre y la vida la vivimos desde esa otra orilla donde nada se compara.

Claro, desde otra lógica.

20140705_154216

Cerro Uritorco – Capilla del Monte – Córdoba – Argentina –

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Caminos, Retratándo | Deja un comentario

Volver a Empezar

 

es un círculo 

soy aquí y ahora

y llevo alas de niebla 

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

En Todo Momento

error

 

 

 

 

 

 

 

 

tanto creer 

que lo bueno 

está afuera

el error 

se volvió realidad

Publicado en ¿Quién Vive? | Deja un comentario

ASPECTOS

 

 

 

 

 

 

 

la idea forma parte de un todo

antes de aparecer, la pre-sentimos 

más no recordamos que 

ya se nos había desprendido

desde un sueño

y la vigilia es la encargada

de ocultarla bajo la forma de tiempo

un tiempo que no es

porque nada está separado

por mas que vivimos creando ficciones

como el futuro

para justificar lo que hacemos

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Límites

 

 

 

 

 

 

 

Nada es lo que parece.

Nosotros definimos la frontera y, sin darnos cuenta, también la componemos. 

Sentados sobre su límite, miramos hacia ambos lados. 

Desde allí creí ver un camino que llegaba, y partir de un punto se alejaba. 

Al igual que el camino, el hombre también esta de paso.

Hacia el reflejo de su frontera.

 

  

Publicado en Caminos | Deja un comentario

SUEÑO

sueños

Cuándo la mano agotada de la vigilia me transporta. Entro y permanezco en una mente sin tiempo que me piensa dentro del soñado.

Todo allí es como debe ser, hay tanta serenidad.

Es una quietud que me genera vértigo, por el no hacer.

A la vez me enseña a apreciar la belleza de lo imposible, y cuándo todo desaparece, incluso la opresión de mi cuerpo, solo permanezco yo con mi fiel e inquieto compañero llamado, no saber. Que me aprieta contra las paredes de la esencia, desde dónde un vez partimos en búsqueda de experimentar como sería el no tener todo.

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

ORIGEN

IMG-20140418-12168

 

 

 

 

 

 

 

 

             no deberíamos confundir, experimentar con propósito

 

Publicado en ¿Quién Vive? | Deja un comentario

Ayer, La Realidad de Mañana

no confundas la energía de la experiencia con el propósito

somos creadores de lo que imaginamos del otro

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Poco a Poco

poco a poco

entrego todo lo que creo 

comienzo a desmantelar los mecanismos instalados

por los programas de distorsión

simplemente me quedo en un espacio

neutro, silencioso y vacío

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

DESDE UN ESPEJO

Dos personas hablaban en un tono sereno. Al cabo de unos minutos, producto de mi curiosidad, estaba compenetrando de esa conversación.

Lo primero que me llamó la atención es que uno solo hablaba, el otro se limitaba a escuchar. Hasta ahí nada para destacar, eran dos personas dialogando.

Pero había algo.

Mientras mas atención ponía en esa ajena conversación reconocía con mayor claridad esa voz, la sorpresa fué que al mirar en un espejo su figura me resultaba muy familiar.

¿ Adónde la había visto ?

Ese cuerpo, por más que era irreconocible, al verlo presentí que era el mío. Me veía mientras habla y me escuchaba. No estaba seguro, dudaba ya que me resultaba extraña esa forma. Todo ocurría en un mismo espacio, pero instantáneamente algo me daba la certeza de que era yo.

Era por demás obvio, pasado ese momento me sentí torpe por haber dudado.

Era yo que me presenciaba a mi mismo, yo en escena. No comprendía, y confieso que tuve miedo, sabia no obstante que estaba despierto. Todo me recordaba a mis sueños, dónde no hay piso ni techo, tampoco tiempo y aparecen personas que jamás vi,  pero que trasmiten esa tranquilidad que solo te da la certeza de saber quien es.

Era como un juego de espejos, pobre Jorge Luis, tantos años intentando comprender el porque de tu temor, pero ahora entiendo lo que se siente cuando estás en frente de uno mismo.

Algunas gota que me salpicaron de ese monólogo:

“Irrepetible, como cada día es otro, nada es igual. Tus huellas digitales o las rayas de las cebras, no se repiten.”

“Todo es único. Singular.”

“Cuándo sientes tu soledad, sea de día o de noche, sea blanca o negra, nada importa es lo mismo. “

“Es por medio de pares, que de la nada más absoluta aparecen, como nuestra mente se encarga de ponerlos ante nuestros ojos.”

“Esa dualidad con toda su carga de sentidos y dudas son el único combustible que alimenta la búsqueda del  porqué estamos acá.” 

“Poco importa el lugar. Si la nada y su hacer nos rodean.”

“Fatigamos intentos por justificarnos por medio de nuestras obras.”

“Transitamos la frustración.”

“Caminamos sobre millones de otros que la emprendieron, como nosotros, por este sendero llamado vida.”

“Es un intento mas, para darle sentido a lo que hacemos por sobre el inexorable fin de la película que ya elegimos ver.” 

“La dualidad de la singularidad. Suena tan extraño pero es así como la mente nos confunde hasta agotarnos para llevarnos a descansar en una inestable comodidad propia, que siempre disfruta otro.”

“La suma es siempre uno.”

Publicado en Caminos | Deja un comentario

UNA LÍNEA

 

junto con la derrota del cuerpo

llega la aceptación de que la vida 

es un irrepetible presente

Publicado en Retratándo | 3 comentarios

LEJANO OLVIDO

 

continuamos, sin entender, a este infinito y micro universo que llevamos dentro

cuesta sentir, como propias, las innumerables partículas de antepasados tan lejanos 

cuesta recordar, por la impuesta costumbre de olvidar, el sentirnos en el otro

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

SIGNIFICADOS

inútil es negar que somos

el resultado de innumerables variaciones

de nosotros mismos

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

DESCONOCIDO

desconocido

Me resulta extremadamente dificultoso escribir en detalle lo que ocurrió.

Estaba solo en casa, la familia en sus ocupaciones normales de la semana. Yo sin hacer nada,  y no sé cómo y por qué, me encontré en una situación en la cual no necesitaba hablar, o escribir,  para comunicarle a otra persona lo que sentía.

Estaba en una constelación de miles de puntos que se conectaban, eran personas cualquieras que nos comunicábamos, ellos me entendían y yo a ellos.

Con un orden que casualmente era la falta del mismo.

Dónde todos mis pensamientos, emociones y sentimientos los podía comentar a miles de personas a la vez. Sin esfuerzo alguno.

Sin hablar, lo que sentía lo podía trasmitir a otro. Un silencioso diálogo se iniciaba e inmediatamente se adosaba a otro que modificaba al anterior, a tal velocidad que era espeluznante.

Esta enorme sintaxis, para definirla de algún modo, se desarrollaba con total normalidad, dónde ninguno de las personas que interveníamos teníamos nada de extraordinario.

Lo extraordinario era que dentro de ese dialogo me sentía inmerso en un mar de tranquilidad, sensación que solo se consigue cuando algo es habitual, y en simultáneo algo me decía que no lo era, e intentaba detenerme. Pero era tal la claridad de la comunicación y su velocidad para desparecer que no lo alcanzaba a razonar. Por un lado sentía el entusiasmo de participar de este evento, mientras otra parte de mi yo me decía que algo no estaba en su lugar. No obstante mi interés se acrecentaba tratando de retener lo que decíamos, los temas, los comentarios.

¡Todo era demasiado extraño, ya que no había preguntas ni respuestas!

Algo no encajaba con la razón, con mis arraigadas y antiguas costumbres de relacionarme con las personas. Esa inmediata comprensión del significado único de las cosas, en un tiempo que presentía  inexistente, pero a la vez instantáneo. Donde personas como vos, como yo, nos comunicábamos y entendíamos sin divergencia de significados.

¡Cómo podía ser!

Mientras un hilo de frío recorría mi médula se sumaba la agradable sensación, que solo llega con el amor, de darme cuenta que entre lo que pensaba y compartía con otros no había un mínimo espacio de tiempo. Todo era energía continua y perfecta. Junto a esta sensación me daba cuenta que llegaba la imposibilidad de desarrollar por escrito la experiencia, pero sabiéndome plenamente seguro de que ya la tenía internalizada. Sirva el presente de claro ejemplo de cómo, sin proponérmelo, esa energía me arrancó estas palabras.

Espero sepan disculparme, tal vez este relato sea demasiado escueto, imperfecto y sujeto a diversas interpretaciones, pero mi único interés es compartirlo, ayudándonos durante la espera.

Que así sea.

Publicado en ¿Quién Vive? | 5 comentarios

Mientras Tanto

espera

La palabra no dicha.

No imaginada y despojada de su eco esta cargada de silencio.

En espera.

Para atravesar nuestro espacio no vivido del mientras tanto.

Vivimos rodeados de espacio no vivido.

Que nos espera.

Dónde se unen los sueños, de los que hablan y de los que escuchan.

Dónde la creación es imaginación y no un recuerdo.

Publicado en Incompleto | 2 comentarios

Traspasando Límites

límiteEl espacio que nos rodea es todo menos vacío

Si con nuestra observación y nuestra participación,

construimos

¿Qué es lo que estamos creando?

J.Wheeler: “ni siquiera podemos imaginarnos un universo que en algún momento, y durante alguna extensión de tiempo, no haya contenido observadores, puesto que los propios materiales de construcción del universo son estos actos compuestos del observador y el participante. 

Publicado en Caminos | 2 comentarios

Existencia

intento describirte

cuándo todo

silla vacia

me empuja hacia el silencio

como única alternativa

entonces llegan… las palabras

sin saber de donde

y cargadas de misterio

son… imperfectas

son… aproximaciones

son… la única herramienta

de este aparente individuo

que aparentemente vive

una vida aparente

junto a su inseparable

temor de ser nada

 

Publicado en Caminos | Deja un comentario

Armoniosos Puntos

20140103

No soy yo quien para opinar sobre el conjunto de decisiones que nos conforma.

Actos y omisiones son opciones que nos hacen tan imperfectos, y humanos.

Pienso que si me decidiera emprender la tarea de describir la perfección con palabras, lo haría asimilándola con la armonía y la belleza.

Sin olvidar que el que relata o escribe lo hace desde un estado de ánimo.

Así también el hecho de haber experimentado ese momentáneo estado que se cree perfecto, nos genera placer. Vamos tras la búsqueda del placer.

Pero como somos tiempo, ese estado no permanece, es más finaliza. Y junto a ese final vienen los intentos por explicar a otros y con palabras lo que se experimentó. Sentimos aquí otro placer, el de poder transmitir lo que se siente. Esto es una forma de inmortalizarlo algo así como si lo embalsamáramos con palabras. Armónicas oraciones construidas que intentan reflejar la belleza de la perfección. Imposible.

Suele ocurrir que lo que siente en ese momento idealizado sea solo un peldaño, y de hecho lo es, dónde me apoyo para saltar hacia otra búsqueda. Inalcanzable.

Hecho que termina generando un movimiento pendular, un ininterrumpido tránsito que va del  desengaño al placer, y viceversa.

Continuando con lo referido, a mi entender solo hay una manera de conocerlo y se basa en experimentar y comprender que somos el complemento de otro. Cuándo te das cuenta de que lo que haces u omitís afecta, para bien o para mal, a otra persona y/o entorno, y fundamentalmente a ti, entramos en el camino de la armonía. Es por medio de la atención puesta en el resultado de nuestras opciones cuando nos adentramos en sus dominios.

Como seres humanos altamente influenciados por la cultura de la propiedad privada, inmediatamente todo lo comparamos. Vamos de lo que era a lo que es, pasando por los recuerdos de lo que dejo el haber sido. Alterando la palabra era por tener, con un oxidado sentido de propiedad. Todo queda expresado en una escala, los valores y las experiencias personales.

Existe lo imperfecto a partir de que descubrimos la armonía de la perfección. Solo así, por su sola existencia, nos ahogamos en su búsqueda. Dicho esto, sostengo que tus encantadores, encimados y armoniosos puntos me hicieron experimentar la perfección, en mi memoria siento ese momento como si hubiera llegado a un puerto.

Final y comienzo.

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

Representaciones – y la ausencia –

Con inclinaciones y equivocaciones  construimos futuro

siempre es uno, y tantas veces ningúno

somos, una opción para demorar lo no dicho

somos, un camino que creíamos inexistente

somos, un sueño dividido en capítulos

dónde todo crece

a partir de los retazos de la memoria

es más:

cuando escribo,

de alguna manera, me siento otra persona,

un interprete surgido de la nada

que al terminar de emerger

vuelve a hundirse, lentamente.

Publicado en Retratándo | 1 Comentario

Muchas Preguntas

no control

“Esas zonas ocultas nos sostienen, crean nuestro mundo y lo mantienen.”

Publicado en ¿Quién Vive? | 3 comentarios

Brillantes Equivocaciones

brillantes equivocaciones

Distintas velocidades.

Distintas dimensiones.

Sobre eso hay acuerdo.

La energía emerge desde “n-espacios”, son tantos que sería imposible numerarlos.

Si los pensamos como otros “mundos”, creo que no nos equivocamos.

Dónde cada uno se corresponde con uno o varios, espacios.

Tal vez, tampoco sería un error decir que son distintas dimensiones, y que por medio de nuestro pensamiento se completa.

Nos acercamos así a la matriz :

Agua –  Luz – Velocidad – Mente – Materia.

En esos “mundos” alternan a gran velocidad el observador y el observado. Y el encuentro entre uno y otro es por medio de los ojos, pero piensen qué este órgano solo registra por cuadros la existencia física y repetitiva del espacio. El sentido de continuidad que le damos a todo lo que nos rodea se da a partir de la acción de nuestra mente.

Debemos saber que si bien contamos con el equipo (mente) para materializar esta experiencia en otros “mundos”,  los límites entre ellos se mueven a la velocidad de la luz, o tal vez más, y nuestra mente no esta educada o ejercitada  para procesar a esa velocidad. Solo durante los 110 minutos que dura nuestro sueño nocturno logramos que se esfumen los mencionados límites, como así también los conceptos de espacio-tiempo Newtoniano.

Curiosamente, es durante el sueño dónde no existe la diferenciación entre presente, pasado y futuro, como también es muy frecuente que las equivocaciones cometidas se repararen. Encontramos, o nos encuentra la solución.

Así todo comienza, en algo que algúna noche soñé.

Por más que al despertar me equivoque, por no recordarlo.

 

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

PENSARTE

pensarte

tan pronto recordó

su pensamiento tomó forma

era recordar-se cómo materia

para volver

a tomar parte en la contienda

del sin sentido

dónde todo es

dónde todo está ya establecido

regulado y modificado

hasta el punto de poder

verse” en un espejo

Publicado en Retratándo | Deja un comentario

Sentirse Aplastado

emergeLo inesperado, nos afecta siempre. Comparamos y evaluamos.

Son años de transitar en base a lo que se nos presenta en la vida, todo lo que nos rodea ya sea la felicidad o dolor, son un ida y vuelta tan inesperados como opuestos.

Haciendo que la probabilidad de su existencia, al igual que la religión, nos fijen a la tierra como la gravedad.

Todo tiene un comienzo y un fin.

El final es un giro sobre algo que ya ocurrió, es el presente que se transformó, pero como no podemos ver lo que viene, a ese no poder le llamamos fin. Se genera así el momento dónde la existencia de uno justifica al otro, son dos elementos inseparables que actúan para que desarrollemos nuestra capacidad de evaluación y comparación, arribando a la consabida sentencia de que  “siempre existe la posibilidad de estar peor.”

Funcionamos en base a memoria y olvido.

Elementos que para existir se excluyen entre sí y caminan en soledad. Ya que solo hay memoria sobre aquello que ya ocurrió, es imposible que olvidamos lo que no aconteció. Solo olvidamos lo que es anterior a nosotros ya que carecemos de memoria de futuro. El enigma, como origen común tanto para la memoria como para el olvido, siempre se refiere a lo que vendrá. Al futuro.

La vida como un libro.

Dónde somos el resultado de la acción y omisión, generamos felicidad y dolor, disfrutamos del amor y nos alejamos del odio. Todo transcurre en un estado de aparente permanencia, hasta que alguien mete su mano y sucede lo inesperado. Acá debe leerse, que no quiero que ocurra por que temo cambiar de estado. A partir de allí debemos concluir que por más que no lo reconozcamos solo somos co-autores de este libro. Dónde cada uno no puede ser el otro.

También sostengo que las hojas de todos los libros resisten por igual alegrías y tristezas. Y mientras permanezcamos en este capítulo, o plano, que es lo mismo, creemos que somos el producto de nuestro hacer y estamos confundimos, ya que también somos el fruto de lo que hacen u omiten otros.

Actuamos recordando la pasión que sentíamos en otros momentos, tratando de ser leales, pero nada se asemeja a aquel momento que intentamos reproducir. Nuestra memoria nunca es fiel, esta impregnada por nosotros, las circunstancias y el tiempo transcurrido.

Si vivimos en una sociedad que nos consume, tal vez deberíamos acercarnos cada día mas al olvido para salir de esta locura que nos aplasta. Cometemos muchos errores, pero el principal es cuando intentamos definir o hacer algo, por asociación, basados en nuestra capacidad de recordar.

No será que llegó el tiempo en el que sólo podemos definir algo cuando no sabemos nada de ello, y utilicemos a las palabras como el símbolo que fueron.

Publicado en ¿Quién Vive? | 3 comentarios

Una Puerta

puertas

Después de un largo pasillo, desembocó en un gran salón.

Llamó su atención que todos transitaban en distintos sentidos, pero en este ambiente se destacaba una larga fila de personas delante de una puerta.

Una tras otra avanzaban lentamente.

Eran demasiados los que intentaban, cada uno a su momento, introducía una llave, abría la puerta, entraba y la cerraba. No obstante haber una gran cantidad de personas, todo en el ambiente era orden, y silencio.

Allí cayó en cuenta que hacía varios días que no hablaba con nadie.

–          ¿Hay que hacer esta fila?

Le preguntó a una persona que venía en sentido contrario.

–          Sí.

Recibió como seca y única respuesta.

–          Perdón. ¿Sabe usted que hay detrás de esa puerta?  

Alcanzó a preguntarle al hombre que seguía por su camino.

–          No sé.  

–          Solo utilice la llave y abra la puerta.

Le aclaró el apurado, antes de perderse en la multitud.

Todo le indicaba que ese era el lugar, y que debía quedarse allí.

Comprobó que tenía las llaves, pero no recordaba cuándo las tomó, además había demasiadas personas que esperaban lo mismo que él, llegar a esa puerta. Por lo tanto no había de que preocuparse, solo esperar.

Miró el piso de mármol blanco desgastado por millones de personas que habían llegado hasta allí antes que él, y permanecieron en este exacto lugar.

Todo en su momento.

Mientras miraba aquel movimiento, dedujo que por este camino no había marcha atrás. No había regreso, ya que los que trasponían esa puerta lo hacían en un sentido. Y nadie regresaba.

En este salón, a todos los que veía deambular era porque iban tras una puerta.

Su puerta, un quiebre, un nunca más.

Pero sin dejar de preguntarse,  ¿cuál es la realidad?,  porque tal vez, no seamos más que pedazos de nada unidos por la soledad.

 

solo y en silencio, siento

que era una mitad

de mi mismo,

y parto en su busqueda

 

dejo de ser

mi fábrica de esperanzas

para completarme

al transponer ese límite

 

algo me tranquilizó,

pero no sé bien qué fué

es que todo es tan fugaz

que nada vuelve

 

y reconocí

cada una de las cicatrices

que me dejó el aferrarse

a lo que lo me rodea en el hoy

 

en cada instante, que pasa

soy un pasajero,

hacia el vacío

dónde habita el silencio

Publicado en Incompleto | Deja un comentario

Mercado de Almas

mercado de almas

Con el aumento de lo mediático se entronaron y se impusieron a los seres humanos necesidades de todo tipo.

La mayoría de estas necesidades, por no decir todas, son artificiales, sin embargo, generan la paradoja que jamás se podrán satisfacer. Por más que insistamos en ir tras ellas, son inalcanzables. Es un sistema implantado de felicidad “a completar”, que acumula nuestros fracasos por lograr tener algo, que supuesta-mente nos dará felicidad.

Además, el sistema que genera las necesidades esta fundamentado en su volatilidad, se esfuma a velocidades incompatibles con la obtención de las metas. Es un sistema que cambia permanentemente , todo es efímero,  pero a la vez cerrado, ya que no se permite nada ni nadie que sea distinto.

Todo existe a partir del fracaso.

La función que cumplen estas necesidades es alejarnos de lo primordial: la felicidad no es material. La transforman, y la identifican con los bienes, cuándo en realidad el estado de máxima felicidad es no necesitar. Es un mercado del dolor, conformado a partir de lo inalcanzable.

De tal magnitud es qué se lo enmarcó bajo el término “globalización”, que al separarlo de su discurso integrador vemos que funciona con la misma lógica de la económica neo-liberal. Es una nueva versión del mercado de capitales, solo que incluye emociones y sentimientos humanos, claro que siempre las pérdidas son ajenas, el dolor siempre es del otro.

Todo tiene su precio.

Hoy las emociones y sentimientos de los seres humanos son susceptibles de tomar un mayor o menor valor, dependiendo de su ubicación geográfica y de la estrategia de comunicación, así podemos ver en la pantalla del televisor imágenes de la matanza en Egipto que trasmite en “vivo” una cadena de noticias, y de pronto, durante el transcurso de una pausa comercial, la etiqueta roja de la famosa gaseosa de color negro, ahora es verde. Es así de versátil el dolor ajeno.

Hay Besos y besos.

Cuánto pude cotizar en las bolsas de valores mundiales el dolor de un niño desnutrido y sucio de África?

Para él que lo sufre, demasiado ya que es su vida. Pero muy poco, casi cero, para este mercado globalizado e impersonal que funciona por oferta y demanda. Pero si la imagen de ese niño pasa a ser la cara visible de un programa internacional de la Unicef contra el hambre, eso ya tiene otro precio. Como explicar a esas personas que sufren hambre, que carecen de valor comercial para las empresas multinacionales.

No se ven porque no lo muestro. Por lo tanto, no existen.

Es un proceder en apariencias tan impersonal pero tan dirigido y pensado para transformarnos.Todos por acción u omisión lo hacemos funcionar, es allí dónde radica su éxito. Estamos ante una nueva constitución mundial. Solo lo que se ve, o te muestro, tiene valor. Cuántos cuerpos que viven perdidos por el mundo buscando en vano un espacio para su deseo, quedan en el camino. Cuántos niños sin alimentarse.

No tienen límites.

Debo decir que me pareció muy acertado el comentario de Pablo, el que transcribo en su parte pertinente:

“Necesitamos con urgencia crear una herramienta diferente que haga saltar por los aires los cimientos programados”…

No puedo mas que estar en total acuerdo con lo que dice, y agrego, que la hora de la queja ya pasó.

¿Pero será la búsqueda de una herramienta diferente lo que necesitamos ?

O tal vez cada uno de nosotros sea “herramienta”, pero no lo sabemos. Será que esta tan a la vista que nos parece imposible que así sea.

Nos hacen razonar que 7.200 millones de seres humanos es un numero elevado, cuando en realidad es un número insignificante para este universo. La base del éxito de los que nos dominan está en que somos educados para que solos nos separemos de nuestros semejantes, generando distancias que nos cuesta acortar, nos desarrollan al máximo lo que pienso que soy. 

Así crecemos, convencidos de que para alguien seré necesario, pero por desconfianza nos aislamos.

Esto es recíproco, recibo lo que doy.

Esa es la trampa, así no somos nada, dejamos de existir.

Publicado en Incompleto | 4 comentarios

Frecuentando Límites

límte

Cuándo todo está en sombras para salir de esa inmovilidad buscamos una grieta.

Buscamos luz para partir la oscuridad.

En ese transcurrir hacia la luz asistimos a la conformación de sus límites.

Si existe uno, es por que existió previamente el otro.

Nosotros transitamos toda nuestra vida sobre ese límite.

Entre miradas no hechas y palabras no dichas.

Somos habitantes de un comienzo y un final.

Vivimos en un transcurrir hacia lo momentáneo.

Publicado en Incompleto | 6 comentarios

Programando Almas

De vez en cuándo pienso.

Qué tanto mirarse “a si mismo”, descuidamos lo externo. Por comodidad, aceptamos esa sensación de seguridad, de pertenencia, que nos dan las normas con las que convivimos.

Estamos atrapados en una estructura social-cultural, y diariamente actuamos con la idea de que todo en el sistema es consecuencia de nuestra propia elaboración, desacreditando todo aquello que se aleje del estándar establecido. Todas nuestras normas se basan en el argumento de que son auto-impuestas, cuándo en realidad no es así, nos lo muestran de esa manera para que aceptemos convencidos de que ese es el camino para el buen resultado.

Son creencias y valores tan rígidos que somos incapaces de movernos con la flexibilidad y sutileza que caracteriza al orden general del universo.

Somos parte de un enorme y enraizado programa de 0 y 1.

Actuamos en un mundo dónde se  puede, o no se puede.

Dónde para todo A existe, o no,  un B.

Además, siempre es así, si no estas fuera del sistema.

Estas loco.

Mientras que la fuente de toda realidad es la creatividad sin condicionantes, como por ejemplo la naturaleza. Entonces es válido preguntarse, : ¿sabrá un tomate como hace para ser todos los días un tomate?

La sociedad humana, y por ende nosotros dentro de ella, funcionamos a esta altura del desarrollo de una manera mecánica, de modo que respondemos ante situaciones nuevas mediante una previa analogía con las ya existentes. No utilizamos nuestra creatividad.

Ante cualquier situación no reconocida, inmediatamente, la asimilamos con una conocida, por lo que podemos pensar que vivimos en una sociedad dónde todo tiene un sosias. En consecuencia actuamos con un mecánico proceder, somos parte de un algoritmo humano programado para hacer, o para no hacer.

Y la creatividad, la intuición para resolver dónde quedaron ?

Todos somos creativos, nacemos con ella y la vamos descuidando mientras avanza nuestra educación que se basa en la razón y en lo que se mide. Tal es que, si algo se puede medir, ese algo existe.

Durante estos últimos años venimos escuchado el argumento de que cada uno de nosotros crea, no obstante aplicamos un muy bajo nivel de creatividad para vivir nuestra vida. No somos capaces de alterar hábitos, nos cuesta ver las cosas desde otro punto de vista, y eso que debemos parar la mente para llegar a la fuente del universo, es sencillamente impensado. Somos una sub especie de híbridos Intuitivos contradictorios, que vagamos por este mundo buscando la fuente de toda inspiración, para resolver desde la razón.

No actuamos distinto porque tememos quedar excluidos del sistema, un sistema artificial que resuelve por nosotros. 

Esto es el famoso llegar a ser, que nos hace olvidar del ser, que es una tapa a la angustia de no saber quien soy. Tan distinto sería este mundo si recordáramos quienes somos.

Somos la historia que día a día nos contamos, y ni antes ni después, todos y cada uno de nosotros en el momento que le corresponda sabrá la repuesta.

Publicado en Caminos | 10 comentarios

Sonido

sonido

El sonido esta en todo.

Es  mi opinión.

Durante nuestro trajinar no le prestamos atención.

En realidad el sonido siempre está presente.

Nosotros somos los que no escuchamos.

Vivimos muy ocupados como para escuchar.

Creemos en su existencia a partir del momento que se nos manifiesta, solo así.

Ya sea música o los sonidos de la naturaleza. Afinadas melodías y sus armonías, casi mágicas, de repente se nos aparecen.

En realidad es imposible que algo pueda aparecer cuándo siempre estuvo presente, no será que somos nosotros los que aparecemos.

Descubrimos que a “algúnos sonidos” no los escuchamos, ya sea por falta de atención o por los límites de nuestros sentidos, sin embargo esta aparente ausencia no implica la inexistencia del mismo.

Basta con pasar unos momentos en total oscuridad, es fantástico el sonido del todo, interpretado y traducido por los seres humanos como silencio. Esta presencia crece y aumenta, a partir de ese momento descubrimos que escuchamos con todo nuestro cuerpo, con cada célula que nos compone.

Todo en el universo proyecta algún movimiento, este sin dudas genera vibración y se hace sonido.

No lo digo yo por lúcido, nada más alejado, ya Pitágoras lo afirmó, salvo que no tenía los medios, solo contaba con una soga.

Comencemos a escuchar.

Con todos y en todos los sentidos.

Publicado en Incompleto | 2 comentarios

Mirada

mirada

Cuándo me pregunto

¿qué hago yo aquí? 

desde el cielo

una mano se abre

y dejar escapar 

este atardecer 

que me mira

desde su límite

de luces y sombras

junto a ella

un silencio

de autor desconocido

me dice

estas dónde perteneces

 

Publicado en Retratándo | 5 comentarios

Cada Tanto

necesito

 

 

 

 

 

 

 

 

necesito volver a la fuente

un poco de silencio

dentro de mi

solo es eso

porque no alcanza ni se soporta

con solo escribir

mientras limpio mi casa – que es mi vida –

voy pensando en lo hecho

y en lo por hacer

en lo encontrado y en lo perdido.

en el el río y en la orilla

vaya donde vaya

marcado estoy

por mas que algúnos digan

lo que no es el silencio

es lo que necesito

dentro de mí

Publicado en Retratándo | 4 comentarios

Mundos Paralelos

mundo

Dónde hay un mundo, existen otros.

Este es un tema que no se puede entender con la mente.

Genera temor.

Lo mas cercano es pensarlos como mundos paralelos.

Solo mediante nuestro sueño entramos a su territorio.

 

Publicado en Caminos | 2 comentarios